Tarro de vidrio Tulip para conserva Weck 220 ml

2,35

El tarro de vidrio Tulip de 220 ml de Weck, es perfecto para conservar mermeladas o compotas, para preparar yogures, postres y salsas en raciones individuales, guardar alimentos, hornear, congelar etc

Hay existencias

Categorías: , , , , Código SKU: 800 Etiqueta:

Descripción

El tarro de vidrio Tulip de 220 ml de Weck, es perfecto para conservar mermeladas o compotas, para preparar yogures, postres y salsas en raciones individuales, guardar alimentos, hornear, congelar etc.
Tarro, tapa de vidrio, junta de goma y dos grapas de sujeción
Medidas (alto / diámetro) 8,5 x 6 cm

Los tarros de vidrio Weck son muy polivalentes sirven para elaborar conservas, para guardar alimentos, hornear, congelar, servir postres, guardar especias, raciones de comida, sopas, puedes llevar alimentos de picnic, a la oficina, o donde tú quieras porque además cierran herméticos al vacío. También se pueden usar para guardar los deshidratados o lo que necesites, hornear bizcochos en ellos o lo que necesites.

Hay disponibles más tamaños y modelos de tarros Weck en nuestra tienda.
La tapa se puede separar completamente, para una mejor limpieza y manipulación y además al ser plana permite que se puedan apilar ahorrando espacio de almacenamiento.

Los tarros Weck están elaborados con vidrio puro tensionado, de alta resistencia sin aditivos ni compuestos químico y puede asumir temperaturas desde -40ºC hasta +300ºC, permitiendo tanto la esterilización mediante ebullición, calentar en microondas, en horno y también admite el congelado. La junta es de caucho y las grapas de acero inoxidable, siendo todos materiales de la mejor calidad y completamente libres de tóxicos.

Para hacer la conserva en casa, antes de llevar el tarro a ebullición o de poner al baño maría lo tapamos con la tapa de vidrio, el aro de goma y 2 grapas de este modo permitimos la correcta expulsión del aire del interior del tarro y que al enfriarse se haga el vacío de forma perfecta.

El alimento sólo está en contacto con el vidrio, material totalmente seguro que no transmite ningún tóxico a los alimentos.