BebidasRawRecetasSin glutenSin lactosaVeganashorchata de chufa

La horchata de chufa llega con el verano. Y es que para mí el verano no es verano hasta que no me he bañado en el mar y no me he tomado una horchata bien fresquita. ¡Madre mía como me gusta! Me gusta tanto, que desde que hago esta receta la tomo todo el año, aunque eso sí, en verano, la hago con mayor frecuencia.

La horchata de chufa, me ha chiflado desde pequeñita así que cuando tomé conciencia de lo perjudicial que es el azúcar para la salud me hundí en la miseria, hasta que descubrí como hacerla yo misma en casa y sin azúcar.

Esta versión de la horchata de chufa, además de estar riquísima es muy sana porque no lleva azúcar pero sí que tiene todo lo bueno de la chufa, que además de aportar fibra, grasas y proteínas, es muy rica en minerales como el potasio, magnesio, fósforo, calcio y hierro. Además no tiene lactosa ni gluten y es ideal para las dietas paleo, porque por si no lo sabías la chufa es un tubérculo.

 

Preparación       15 min (más el tiempo previo de remojo de la chufa)

Dificultad           Fácil

 

INGREDIENTES

 

200g de chufa ecológica

5 dátiles Medjoul o 10 dátiles Deglet noir (opcional)

1L de agua fresca

1 cucharadita de canela de ceilan (opcional)

 

 

PREPARACIÓN

 

Para hacer horchata en casa lo primero que hay que tener en cuenta es que se requiere un poco que previsión, ya que hay poner las chufas en remojo entre 8 y 24h. En verano, para evitar que fermente con el calor, lo mejor es que lo hagas en la nevera. Sencillamente pones 200g de chufas mejor si son ecológicas, en un bol de cristal y a poder ser con agua de calidad.

Una vez remojadas las enjuagas bien en un colador y las metes en la batidora con un litro de agua fresca. Si quieres que la receta sea dulce le puedes añadir unos dátiles sin hueso.

Si usas los dátiles Medjoul te bastará con 5 porque son grandes dulces y muy carnosos, si usas los de la variedad Degled Noir, más pequeños y menos dulzones tendrás que usar el doble. De todos modos está parte de la receta es ajustable al gusto de cada uno, a nosotros como nos gusta dulce le añadimos los dátiles, pero sin ellos también está muy rica. También le añadimos una cucharada de canela para darle un toque especial.

 

 

Para hacer esta receta necesitaras una tela o bolsa para hacer leches vegetales o puedes usar una vegan milker o chufamix. Al final, de lo que se trata es de poder separar la fibra del líquido. Una vez batida la chufa con el agua exprímela bien dentro de la bolsita de tela para que se filtre el máximo de líquido posible. Guarda la horchata en una jarra de cristal en la nevera, te aguantará 2-3 días aunque confieso que a nosotros no nos dura tanto, porque esta riquísima!

¿Qué hacemos con la pulpa resultante? Pues la puedes añadir a otras recetas como bizcochos, galletas, cremas, gazpachos y lo que se te ocurra.  Nosotros la guardamos en el congelador y de vez en cuando la deshidrato y la trituro así tenemos harina de chufa casera. Más adelante publicaremos una receta para aprovechar la harina de chufa.

 

 

Puedes guardar tu horchata en una jarra con tapa como esta

Si necesitas canela de ceilan la encontrarás aquí 

 

Hacer horchata en casa es facilísimo, sano y muy económico, ¿Te animas a hacer la receta? Déjanos un comentario en el blog ¡Nos encantará leerlo!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario